Segundo tip para un parto natural

Para parir necesitas tranquilidad, por esto hay mujeres que se sienten más cómodas pariendo en su casa, si es tu caso hay matronas y matrones que asisten partos en casa. Comienza la búsqueda de quien te acompañará en este proceso cuando comienza tu tercer trimestre de embarazo. En #Chile esto del paga de forma particular.

Si tu opción es parir en hospital o clínica, dependiendo del sistema de salud que tengas, es importante que puedas preguntarle a tu matrona, matron u obstetra sobre los protocolos de parto que tiene el lugar donde vas a parir. Es posible que por covid existan protocolos más estrictos y es importante saberlos con anticipación. También pregúntales respecto a tener un acompañante de tu confianza, si podrás caminar y moverte durante el trabajo de parto, si tendrás acceso a analgesia si así lo requieres, si se te aplicará algún medicamento para acelerar el proceso de parto. Todas tus preguntas son validas y es muy importante que te sientas cómoda, respetada y tranquila con ellos. En los hospitales te atienden los profesionales de turno, que no necesariamente son los que conoces, pero en estos casos ya sabrás los protocolos del hospital para estar tranquila.
Por qué sentirse cómoda es tan importante?
Porque en el trabajo de parto tu cerebro debe ponerse en modo parto, esto significa que los pensamientos racionales desaparecen, entrarás en un trance, una somnolencia que te dará plena conexión con tu cuerpo. Olvida las preocupaciones desde no me depilé hasta mi wawa esta bien? Lo primero a nadie le importa, te aseguro que han visto cosas peores, de lo segundo se preocupa el equipo médico, no tu, ellos deben intervenla solo si necesitas ayuda. Por eso debes conocer el criterio que tienen y delegar este tema a ellos.
Si tienes acompañante, puede ser tu pareja, amiga, mamá, doula, etc. Este debe ocuparse de tu soporte emocional y que tu entorno esté tranquilo, por ejemplo bajar la luz, poner música, representarte con el equipo médico ante alguna decisión, etc. La idea es que no tengas que hablar.
Si todo lo anterior sale mal y estás en un ambiente estresante, recuerda ponerte en modo parto y mentalizarte en “estoy pariendo y lo demás no me importa”