Tercer tip para un parto natural

  • En este post te voy a contar 2 de mis secretos favoritos.

    Que piensas al escuchar la palabra dolor?

    Lo primero que asociamos al dolor es peligro, enfermedad, urgencia. Tu mente y cuerpo se pone en alerta.

    Aquí va el primer secreto, el parto es una de las pocas ocasiones en que el dolor no es signo de enfermedad y en esto necesitas mentalizarte para no disparar tus alertas internas y mantenerte tranquila.

    Has corrido una maratón? Has corrido 2 maratones seguidas? Y 3? Bueno algo similar es a lo que se enfrenta tu cuerpo durante el parto, un esfuerzo fisiológico y físico al máximo y por esto es que sientes dolor como manifestación de tu cuerpo dándose al máximo para ser el portal de la vida. Si entiendes que el parto es muy diferente a estar enferma todo se te hará más fácil.

    Te tengo otro secreto, durante el parto no estás sola, el dolor de parto no es como martillarse un dedo. El dolor comienza de a poco y a medida que avanza el parto va en aumento, pero con el aumenta también la liberación de hormonas que te acompañarán durante el parto, estarás literalmente cada vez más autodrogada, lo que te ayudará a tolerar el dolor y a hacer ese viaje interno para escuchar que necesita tu cuerpo, como respirar, como moverte, etc.

    Esta “autodroga” trae un bonus y es que también lo recibe tu bebé, quien, junto a ti, está haciendo un trabajo monumental para atravesar el canal de parto. Se aprieta y retuerce de formas que no está acostumbrado, por lo que este cocktail natural también lo ayuda a tolerar mejor este proceso. Al recibir anestesia dejas de producir estos químicos naturales y tu bebé queda sin esta ayuda. Esto no es lo mismo que la analgesia, conversarlo con tu equipo médico si tienes dudas.

    Hay personas como yo, y quizás tu, que ante el dolor aguantamos la respiración, esta vez necesitas mentalizarte en respirar en todo momento. Tu y tu bebé son un equipo y necesitas mantenerte respirando para oxigenarlo, pídele a tu acompañante que te lo recuerde.

    Otro alcance es que la oxitocina sintética, que administran para acelerar el parto, provoca contracciones más intensas y dolorosas, por lo que será más difícil soportar ese dolor sin analgesia.

    Ya sabias esto?